Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estación Invierno
Estación
† ambientación †† reglas †† razas y cupos †† rangos †† registros de físico †† modelo de ficha †† temas libres †† búsquedas †
staff  Staff Sasky  Staff Sasky  Staff Sasky
Últimos temas
» Mundo Shinobi || Confirmación Élite
Lun Ene 30, 2017 6:02 am por Invitado

» Heta-rol [Afiliación Élite aceptada]
Mar Ene 24, 2017 3:50 am por Invitado

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Confirmación Élite]
Dom Ene 22, 2017 11:57 pm por Invitado

» Rol World [Confirmación Elite]
Dom Ene 22, 2017 9:51 pm por Invitado

» Fairy Tail RPG {Confirmación}
Dom Ene 22, 2017 7:22 am por Invitado

» Reglas del foro
Sáb Ene 21, 2017 7:01 pm por Male

» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Normal]
Sáb Ene 21, 2017 6:57 pm por Alanriace

» Himitsu no Pettoakademi -confirmación élite-
Jue Ene 19, 2017 10:16 pm por Invitado

Última Limpieza: 18/01/17

Confessions Night?- (Noah)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Renji Kurotsuki el Dom Jun 17, 2012 6:35 pm

Había pasado algo más de una semana desde que Ren pasara su "luna de miel" con Grisha. Quién le iba a decir que, después de la guerra que le había dado, de los problemas que había tenido y de todos los castigos que había sufrido por su culpa... ahora pudieran estar juntos. Y todo porque no se atrevían a hablar de ello. Bueno... en su defensa, había que decir que hizo lo que pudo. Le buscó por todos lados, hasta entró en el Consejo de estudiantes para convertirse en asistente y ver si le encontraba, pero no daba con él. Y al final... intentó olvidarlo a golpes. Llegó un momento que no quería ni saber de él. Y justo cuando eso pasó... Grisha casi le da con una puerta en las narices. Y tras discutir y gritar mucho, todo salió a la luz. Y ahora... estaba feliz y contento con él. Como nunca lo había estado. Es más, hasta le costaba creerse que, después de años sin serlo, ahora pudiera ser feliz.

Y ahora, pasado ese tiempo, en el cual apenas se había separado de él, Ren se quedó pensando... y se dio cuenta de que no había hablado con ninguno de sus amigos desde entonces. Sus compañeros de manada. Sus... hermanos, casi. Desde el evento de las cabañas en pleno invierno no sabía nada de ellos. Eso... no estaba bien. Además, Noah le preocupaba. Había sufrido el mismo castigo que él hace tiempo. Y eso no era algo que se olvidara fácilmente. Aunque lo que más le extrañaba era el no haberle visto el pelo siquiera en todo ese tiempo. Porque al menos... los de Claus sí que los había visto, lejanos por el pasillo girando una esquina. Pero los suyos... Así que, una idea disparatada le llegó a la cabeza. Ya está. Iría a su habitación, cargado con algo de beber, sin alcohol para que no les diera un patatús, y así le contaría las cosas y las buenas noticias. Y ya aprovecharía para sonsacarle lo que fuera que le pasara. Tenía una intuición, y sus intuiciones no solían fallar.

Más animado, aprovechando que era sábado y que no tenía clase, salió esa mañana para el pueblo para comprar lo que necesitara. Grisha estaba dormido como un tronco, así que no tuvo ni que despertarlo. Le dejó una nota al lado de la gorra, agarró a Hige, y se fue corriendo de la habitación. El hurón, ya plenamente activo, se bajó de su hombro y correteaba a su lado por los pasillos, sin miedo a ser pisado, era muy ágil. Solo se escondió en la capucha del chico cuando llegó el momento de coger el bus al pueblo, y después, de meterse en las tiendas. Como a Ren lo de la bebida nunca se le había dado muy bien... preguntó a un dependiente dónde estaban las bebidas sin alcohol. Y éste le señaló una estantería cercana. El bicolor escogió una serie de botellas, sin mirar siquiera las etiquetas, solo los precios, pues se fiaba del consejo. Cogió unas bolsas de chucherías, pagó, y volvió andando al castillo, disfrutando del buen tiempo. Cómo iba a saber... que esas bebidas sí que tenían alcohol. Solo que no mucho, y apenas se notaría al gusto.

La tarde la pasó haciendo algo de tarea, pues la verdad, llevaba cierto retraso con las matemáticas, y ese profesor nuevo no es que le cayera en gracia. Ahora no quería sufrir más castigos... Ahora no. No le hacían falta. Al acabar, bajó a merendar algo, y fue al Consejo de estudiantes a ver si tenía tareas nuevas. Al no ver nada nuevo, volvió a la habitación, y decidió ya cambiarse e ir a visitar a Noah. Pues seguro que en lo que tardaba en arreglarse ya se le pasaba el tiempo.

Efectivamente... entre ducha, sacar ropa limpia, vestirse y ordenar la habitación, se le pasó una hora. Y entre darle de comer al hurón, al pollito, y chequear que Grisha no se hubiera dejado nada a medias por allí, otra. Así que cuando salió de la habitación, ya era fácilmente la hora de la cena, si no más tarde. Se arregló un poco los pelos y la ropa, pues se había llenado de pelos del hurón, y salió de la habitación. Suspiró... pelos... el año pasado no soltaba tantos. Sus pantalones vaqueros siempre arrastraban pelos, y ahora, el chaleco negro que llevaba como única prenda superior, también. Lo peor era que en esa sí que se notaban...

Sus pies le llevaron con calma hasta la habitación de su compañero. Sabía dónde era, pues antes vivía en el mismo pasillo. Pero ahora pasaba la mayor parte de su tiempo en la habitación del profesor albino. Fue revisando los letreros hasta que dio con el suyo por fin, y llamó a la puerta varias veces. Aunque... por si las moscas no le oía o no le apetecía abrir, hizo lo propio: Pegar voces.

- ¡¡Noaaaaah...!! ¡Sé que estás ahí, ábreme! ¡Soy Ren! Vengo a hacerte compañía un poco, ¡so hermitaño! ¡Abre!-le gritó, aunque riendo, pues su tono de voz no era para nada borde. Las bolsas de la compra las había dejado a sus pies en el suelo, así que las recogió con una mano para que, en cuanto abriera... colarse dentro de la habitación como una exhalación. No pensaba irse de ahí sin quedarse tranquilo.
avatar
Renji Kurotsuki


http://bluegarden.forosactivos.net/t3434-renji-kurotsuki-evoluci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Noah Valdis el Lun Jun 18, 2012 9:04 pm

Abrió la puerta de su habitación con el mismo entusiasmo que pondría al entrar en una celda. Desde hacía tiempo no era muy distinto de eso: dormía en ella, salía para ir a clases (a algunas) y regresaba a ella. Y así día, tras día, tras día... No bajaba al pueblo, no salía de los límites del castillo, su tabla de Snow había sido devuelta al armario mucho antes de lo habitual y ya cogía polvo, igual que su moto... A la que no quería ni acercarse. Se sentía un auténtico preso, más de lo que había llegado a sentir desde que vino a la isla. Pero ni siquiera le invadía aquella ansia de libertad como otras veces había sentido en situaciones así, aquellas épocas en que más problemas con la policía, asuntos sociales y directores de colegios hubo tenido. Porque no... sentía... nada de ese impulso. Estaba débil, como derrotado, en vez de furioso con el mundo. No encontraba absolutamente nada... que llenara el vació de su corazón.

Observó el cuarto vacío con ojos huecos, recorriéndolo de un lado a otro tras darle al interruptor de la luz. Y suspiró dejando escapar su alma por la boca, cerrando los ojos mientras hacía lo propio con la puerta y el pestillo, un reflejo casi automático. No quería ver ni hablar con nadie. Tiró con desgana la cartera a una esquina, olvidando si llevaba algo dentro merecedor de cuidado por su fragilidad. Se quitó la chaqueta arrojándola al suelo para que formara parte de las múltiples prendas que tapizaban el espacio. Se pasó una mano por la cara echándose el flequillo hacia atrás, volviendo éste a su posición al instante, en lo que se acercaba al reproductor de música y le daba al "play", amartilleando al instante la habitación un sonido estridente y fuerte. Ni siquiera la música conseguía acallar sus incesantes y amargos pensamientos, pero tampoco la apagaba; el silencio siempre era peor. Con los ojos cerrados, continuó su trayectoria hasta girar en redondo sobre sus pies y dejarse caer de espaldas a la cama, sin cuidar cómo caía. Ni se descalzó.

No había cenado siquiera. Y no por nada; es que se le había olvidado. Así tenía la cabeza. ¿Qué había pasado? Hacía tan poco tiempo que todo estaba bien... Más o menos. Había hecho amigos, algo impensable viniendo de él, que parecía alérgico al contacto humano. Si se enterara su tutor... Había tenido una Navidad decente por fin y no con su familia, sino con tres chicos casi desconocidos... y se lo había pasado bien. Vale que se hubiera ganado un par de experiencias desagradables, una de ellas nada más pisar el castillo... pero lo demás lo compensaba, por lo menos le hacía no centrarse en lo malo. Ahora ya no podía. Vivía dentro de sí mismo de nuevo, recluido en su laberinto de sombras, vagando sin encontrar la salida ni la luz... Nada. Y dolía... Dolía tanto... ¿Qué podía hacer, qué serviría para apaciguar ese dolor...? ¿Qué?

"Toc, toc, toc"

Abrió los ojos saliendo parcialmente de su mundo interior para prestar atención. Una voz le llamó entonces a gritos. Reconocía ese timbre... Renji. Cerró los ojos otra vez sin querer pensar ni qué quería ni qué hacía allí, prefiriendo continuar con su estado de fusión con la cama y no escucharle. Pero el chico no se rendía, gritando, llamándole, aporreando la puerta... ¿qué le pasaba, no pillaba la indirecta de música dentro de la habitación, por tanto presencia, y puerta cerrada? ...No.

-Sigh... -suspiró con hastío levantándose por pesadez y muy poca agilidad, agarrotado.

Llevaba horas tirado ahí, sumido en su propio universo. Se acercó despacio a la puerta, por el camino apagando el reproductor, y se dignó a abrir una rendija suficiente para asomar su cuerpo, bloqueando la entrada con él. Recibió a su amigo con cara de cansancio, agarrando la puerta con una mano por encima de su cabeza, misma que apoyó contra la madera también.

-¿Qué tripa se te ha roto, Ren...?




avatar
Noah Valdis
Alumno Sub
Alumno Sub


http://bluegarden.forosactivos.net/t3998-noah-valdis-actualizaci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Renji Kurotsuki el Jue Jun 21, 2012 8:52 pm

La música hasta los topes de volumen le fue un claro indicativo de que algo iba mal. Para que se escuchara desde el pasillo... Noah debía de estar tan de mala leche que no quería que nadie le viera ni le hablara. Refunfuñó, resoplando por la nariz. Pues lo llevaba claro si creía que iba a irse. Lo hubiera hecho si no hubiese escuchado sonido alguno dentro. Entonces podría haber llegado a pensar que el mayor no estaba "en casa". Pero con ese escándalo... era imposible que no estuviera.

- ¡¡Noaaaaaaaaah...!! ¡¡Abre la puerta...!! ¡¡No pienso moverme de aquí hasta que la abras y me dejes pasar!! ¡¡¡Y como me tengas mucho tiempo esperando soy capaz de echártela abajo...!!! - no mentía. Ahora que tenía ese cargo en el consejo de estudiantes, perfectamente podía decir a un guarda que le echara una mano a tirar esa puerta, que el chico que había encerrado dentro tenía que ser castigado. Firmaba en nombre de Grisha y listos. No es que le hiciera gracias recurrir a esas malas artes, peeeeeero... todo fuera por el bien de Noah.

Siguió gritando, hasta que al fin escuchó el sonido estridente de la música apagarse. Resopló por la nariz, cruzado de brazos. Contó tres segundos... y gritó una vez más a su amigo para que le abriera. Y la verdad, lo que vio cuando se asomó, no le hizo ni pizca de gracia. Esa mirada, ese rostro cansado... y ese tono de voz borde y malhumorado, le tocaron las narices. Pero sus palabras fueron casi como el detonante de esa mala leche de la que él siempre había hecho gala. Y la cual le había ganado tantos castigos en ese lugar.

- ¡Hombre...! ¡Si estás vivo...! Ya creía que con el volumen tan alto te habías desintegrado en partículas... ¡sordo!-le respondió, borde también, y de seguido, se agachó, cogió las bolsas que llevaba, y le pegó un empujón al mayor con la mano libre. No fue difícil apartarlo, tenía más fuerza de la que aparentaba, y además, más que empujarle, podría decirse que le embistió, pues bajó la cabeza y todo, como si dispusiera de cuernos para cornearle, cual toro. Se autoinvitó a entrar... y de metió hasta el fondo de la habitación, dejando las bolsas en el suelo al lado de la cama, y cruzándose de brazos luego, sentándose en ella con todo el descaro del mundo, en señal de que más le valía cerrar la puerta, porque no pensaba moverse de allí.- Creo que yo podría preguntarte lo mismo. Venía con todo mi buen humor para contarte algo muy importante que me ha pasado e invitarte a una merendola, o cena, como quieras llamarlo... y me encuentro con la puerta cerrada y a uno de mis mejores amigos casi echándome a patadas solo porque quería verle. Creo que no lo has hecho porque no te he dejado...-gruñó, resoplando por la nariz y desviando la mirada por la habitación. Daba la impresión de que de allí no había entrado ni salido nadie en días.

Respiró hondo, pues no quería cagarla ahora que había llegado. Desde luego... era un as para los presentimientos. No se había equivocado al pensar que a Noah le pasaba algo. No pudo evitar acordarse del curioso estado de ánimo del pequeño junior que se encontró en el comedor hacía un tiempo, justo cuando se declaró al fin a Grisha. Ese pequeñín... desgraciadamente no había podido escuchar mucho de su historia. Pero le daba pena. ¿Cómo se llamaba el chico del que hablaba, por cierto? Sacudió la cabeza, pues ya se estaba yendo por las ramas, y se centró en Noah, clavando una mirada preocupada en él, con la cabeza algo gacha, en señal de que no estaba allí para buscar gresca. Sino todo lo contrario, en gesto sumiso. Relajó la voz... y le habló bajito de nuevo.

- Noah... Llevaba mucho tiempo sin verte, y estaba preocupado por ti... Y nada más llegar, mira con lo que me encuentro... ¿Qué te pasa...? ¿Qué te ha pasado en todo este tiempo, que ni te he visto las antenas por el pasillo...?-le faltaba gimotear como un perrillo. Ya le daba igual el contarle sus alegrías. Antes que nada... iban sus penas.
avatar
Renji Kurotsuki


http://bluegarden.forosactivos.net/t3434-renji-kurotsuki-evoluci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Noah Valdis el Dom Jun 24, 2012 8:08 pm

Guiñó un ojo al oírle gritar de nuevo, mostrando su molestia. No le apetecía ver a nadie y mucho menos hablar. Quería despacharse rápido a Ren para poder volver a sumirse en su estado de letargo, a esperar a que acabara de una vez ese día y pasar al siguiente, que seguramente sería igual de insoportable. De modo que le daría rápido lo que quería para que le dejara tranquilo. Lo sentía por su amigo, no se merecía que le tratara así... Pero en ese momento no pensaba, estaba demasiado cansado y malhumorado para tener paciencia o ser amable. Y mucho menos para explicarle por qué se encontraba así. Jamás hablaba de sus problemas.

Frunció el ceño con disconformidad por sus palabras, conteniendo un bufido. En ese estado cualquier cosa le irritaba más que de costumbre, y su decisión de abrirle la puerta a Renji estaba empezando a tornarse en una nueva de cerrársela en las narices. Sin embargo, antes de que pudiera tomar del todo la resolución de hacerlo, ni siquiera de haber tenido tiempo de decir una palabra más, el menor le embistió abriéndose paso. Al no esperarse ser empujado, la barrera de contención que había levantado con su propio cuerpo no sirvió contra el chico, que entró desequilibrándole y haciendo que se apartara de la puerta sin poder ocultar su sobresalto. Como un bulldozer en miniatura, el chico le apartó de su camino y penetró en la habitación hasta el fondo. Noah emitió un resoplido de hastío. Parecía que quisiera asegurarse de que no le sacara de allí con facilidad. Si hasta se había sentado en su cama...

También estaba demasiado cansado para pelear con él. Y como lo más probable fuera que tuviera que hacerlo para echarle, se resignó y dejó que la puerta se cerrara, suspirando con fastidio y yendo después a apoyar en ella la espalda, cruzando los brazos y una pierna delante de la otra para fulminarle desde allí con su mirada de tedio a esperar a que le dijera a qué había venido. Igual que un niño cuando le echan la bronca, desvió de nuevo los ojos cuando Renji le soltó aquella retahíla. "Ni siquiera me has preguntado si quería que entraras... Es mi habitación", farfulla para sí ofuscado por la libertad que se toma el chico. Ya lo había dicho, no quería ver a nadie, no quería estar con nadie, ni hablar, ni siquiera cruzar miradas... Porque... se sentía tan avergonzado... Que no quería que sus amigos supieran lo que había hecho. Bajó la mirada asaltado por esos amargos pensamientos, escondiendo los ojos tras su flequillo rubio para evitar que su compañero captara esa expresión.

Sin embargo... cuando Ren volvió a hablar, su tono de voz captó su atención. Sus ojos le buscaron inmediatamente, sin levantar la cabeza pese a ello, mirándole con discreción. Estaba... ¿preocupado por él? ¿Cuánto tiempo había pasado ya sumido en ese estado depresivo para que su amigo llegara a ese punto? Suspiró por la nariz de nuevo, desviando otra vez la mirada y sin moverse un ápice de su posición, como una estatua. Se sintió cohibido por su preocupación. Era otra cosa que tampoco le gustaba. Y...por supuesto... no podía decirle la verdad.

-... No... tiene importancia, Ren -después de un largo silencio, por fin se dignó a hablar, sacando de su garganta una voz ronca para mentir descaradamente. Se revolvió un poco en su apoyo, sin mirar a su compañero a los ojos-. Pero no quiero hablar de ello. Vete... por favor -añadió, procurando no sonar borde esta vez, mientras despegaba la espalda de la puerta y la tomaba del picaporte para abrirla-. Quiero estar solo.

Mas justo en el momento en que giró el pomo, sus ojos recayeron en un elemento nuevo que antes no se hallaba en su habitación, que eran ese par de bolsas traídas por Ren. Con su fastidio no había recaído antes en ellas, y se dejó llevar por la curiosidad, olvidándose un momento de la puerta.

-... ¿Qué traes ahí?


Última edición por Noah Valdis el Vie Ago 03, 2012 4:36 pm, editado 1 vez




avatar
Noah Valdis
Alumno Sub
Alumno Sub


http://bluegarden.forosactivos.net/t3998-noah-valdis-actualizaci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Renji Kurotsuki el Miér Jul 18, 2012 11:23 pm

Se quedó mirando al mayor con escrutinio, si bien, manteniéndose encogido sentado en la cama, con las manos apoyadas en el colchón a sendos lados de sus piernas, y el rostro algo bajo también, mirándole como lo haría un cachorrillo apenado. Sus verdes orbes registraban todos y cada uno de los gestos del contrario desde que cerrara la puerta, dándose cuenta de lo mal que estaba. Y seguramente eso no era más que la punta del iceberg. Si Noah era como él, preferiría no andar mostrando sus sentimientos, y ocultarse bajo una capa de bordería como la que le estaba mostrando. Y la que le estaba tocando aguantar. Porque seguramente, de ser otra persona, Renji ya le hubiera tirado las bolsas a la cabeza, le hubiera soltado una sarta de borderías como las suyas de las que seguramente luego se arrepintiera, y se hubiera marchado todo digno y hecho una furia. Pero... era su amigo. Sabía que lo estaba pasando mal por algo. Y no pensaba dejarlo en la estacada, por mucho que gruñera.

Suspiró hondo en lo que duró ese largo silencio, durante el cual Ren pensaba cómo acercarse a la hermética mente del mayor. Hasta que escuchó de nuevo su voz, y cómo se dirigía a él. Notó el cambio en su tono, y levantó la vista de nuevo, clavando en él sus intensos ojos verdes a su más puro estilo cachorril. Y luego, frunció el ceño. Sí... no le pasaba nada. Y él era Isabel II de Inglaterra, no te jode... ¿Pensaba en serio que iba a tragarse algo así? Le ofendía, la verdad. Poco le conocía si creía eso. Tuvo que volver a respirar hondo para serenarse, pues por poco abre la boca y se lía a gritos. No... tenía que concentrarse. Había ido allí para ayudar a su amigo. Así que por mucho que le dijera misa, no se movería de allí.

Fue entonces, que volvió a recordar a ese pequeño junior. Ese estado de depresión... se le asemejaba tanto... Vale. Ya tenía cómo acercarse a él. Le contaría su historia, a lo mejor eso le ayudaba a pensar que no era el único en estar así en ese lugar. Esa Isla del demonio parecía tener una extraña capacidad para deprimir al personal. Él aun no se había recuperado de su propia depresión, y ya estaba ayudando a los demás a superar la suya. Bueno... no sería él mismo de no hacerlo.

- Noah... Aunque no lo creas, no soy tonto. Sé perfectamente que no estás bien, como que yo mismo he estado deprimido meses. Me conociste deprimido, ¿no lo recuerdas? Aunque a mí parece que se me da mejor esconder ese aura morada que te rodea, y los champiñones que empiezan a crecer en la esquina de la habitación... -dijo, comenzando en un tono serio, borde, aunque aun lastimero, y suave. No quería levantar el tono de voz. Quería que comprendiera que no iba a irse a ninguna parte.- Ya has estado solo bastante...

Iba a seguir soltándole el discurso, pero su pregunta por las bolsas le hizo distraerse. Se inclinó hacia delante para coger una, y sacó su contenido, desparramándolo por el suelo, haciendo lo mismo con la otra bolsa, para que viera lo que traía. Luego, quedó arrodillado en éste, y miró a Noah desde ahí, sonriendo con levedad.

- Te dije que quería invitarte a cenar. Anda... deja que me quede. Cena conmigo. Tengo algo que contarte. Tal y como te veo, me has recordado a un niño que conocí hace un tiempo, y me gustaría hablarte de él un poco. Además... pienso sonsacarte lo que sea que tienes ahí dentro.-dijo, señalando a su corazón.- no es sano guardar todo ese veneno en el pecho. Yo no voy a juzgarte, sea lo que sea, ni se lo contaré a nadie. Solo necesito saber qué te ha pasado... para poder ayudarte. Noah... me hace polvo verte así... por favor... -gracias a estar tanto tiempo con Grisha, había aprendido a exprimir esa mirada de cachorro, y desde el suelo, de seguro que era más efectiva. Solo quería que le dejara quedarse. Quería ayudarle. Y para eso era mejor que él colaborara...- Seré un buen perro... ¿sí...?
avatar
Renji Kurotsuki


http://bluegarden.forosactivos.net/t3434-renji-kurotsuki-evoluci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Noah Valdis el Vie Ago 03, 2012 5:12 pm

Bajó la cabeza y suspiró mientras Ren le soltaba todo aquel discurso. ¿Qué culpa tenía él de no saber disimular? Vale, no, no estaba bien, de hecho distaba mucho de estar bien y no había que ser un lince para darse cuenta de su postura alicaída, su excesivo mal humor y sus aún menos ganas de hablar que de costumbre. Seguro que lucía hasta ojeras, ya que tampoco dormía muy bien. Las sábanas afanosamete revueltas de su cama lo atestiguaban. No le miró mientras le decía todo aquello, con la mano aún en el picaporte, en la disyuntiva entre echarle y no echarle. Su mal humor y su deseo de seguir aguantándolo en soledad rivalizaban con un único contrincante, pero lo suficientemente perseverante para aguantar: Ren era su amigo y sólo trataba de ayudarle.

Se volvió por fin con curiosidad al sentir que respondía a su pregunta. Le vio vaciar en el suelo de su habitación esas bolsas que le llamaron la atención. De ellas salieron bolsas de guarrerías como patatas, frutos secos y chucherías y rodaron por el suelo un par o tres de botellas. Aquello parecía un picnic. Alzó una ceja mirando todo aquello, con el cuerpo ladeado hacia él y la mano que aun se resistía a soltar la puerta. Atendió de nuevo a sus palabras mientras sus ojos recorrían los objetos analizándolos de uno en uno antes de volver a posarse en Renji. Esa mirada la recibió como un impacto, impidiéndole sostenerla por más de dos segundos. Odiaba que usaran ese truco con él... Y en ese momento le recordó tanto a los enormes ojos de Niki...

-Nnff... -suspitó por la nariz, con la mirada baja de nuevo. ¿Sería una persona tan horrible si mandara a tomar viento fresco a un amigo que venía a intentar animarle, hasta trayéndole la cena a la habitación? Ya has estado solo bastante... Esa y otras de las cosas que le había dicho revoloteaban por su cabeza, apoyadas por esa parte de su mente que intentaba convencerle de dejar a Ren que se quedara... De dejarse ayudar. Y al fin... Lo consiguió.

Empujó la puerta con suavidad para que el cierre volviera a encajar en su sitio, haciendo el característico sonido al cerrarse que indicaba que al fin se rendía. Echó el cerrojo y se volvió hacia él, cruzándose despacio de brazos y volviendo a examinar con los ojos ese arsenal que había traído consigo. Caminó un par de pasos por su caótica habitación hasta la altura de su amigo y se agachó a coger una de las botellas, escudriñando su etiqueta sin prestar demasiada atención; sólo procuraba no enfrentar sus ojos.

-... Tendrás que quedarte aquí... no vayas a toparte con algún guardia a estas horas -musitó con fingido hastío. Tampoco era mentira puesto que existía esa posibilidad, pero desde luego no era la razón por la que le dejaba quedarse-. Ya que lo has traído... No creo que puedas meterte todo esto tú solo.

Aunque su voz no lo denotara, se alegraba. De que Ren estuviera allí, de que hubiera insistido en quedarse y no hubiera hecho caso a su primera petición de que se fuera... No le habría gustado que lo hiciera. No quería estar solo.




avatar
Noah Valdis
Alumno Sub
Alumno Sub


http://bluegarden.forosactivos.net/t3998-noah-valdis-actualizaci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Renji Kurotsuki el Jue Ago 09, 2012 7:07 pm

No retiró su mirada de él en ningún momento, potenciando esas orbes verdes de las que estaba muy orgulloso. Por la rapidez en la que Noah retiró la mirada supo que era tan débil como Grisha a los ojos de cachorro, así que no dejó de mirarle. Aun cuando no le estaba devolviendo la mirada, siguió con los ojos fijos en él. Por la simple razón de que seguramente el otro sintiera esa mirada clavada en su persona, siguiéndole, suplicándole el que le dejara quedarse y ayudarle. Sabía de primera mano lo difícil que era dejarse ayudar, sobretodo si se era muy orgulloso, o independiente. Cuando crees que tus problemas son tuyos y de nadie más. Pero a veces... el negar la ayuda a otros, provocaba en ellos preocupación. Y así era como estaba Ren. Sufriendo una preocupación intensa por su amigo.

No dijo nada, no se movió un ápice, solamente le siguió todos y cada uno de los gestos. Cómo se acercaba a mirar lo que había traído, cómo dudaba... todo ello sin soltar la maldita puerta. Podría decirse que hasta dejó de respirar, sintiendo su corazón latir con fuerza en su pecho. Hasta que, por fin, vio cómo el mayor cerraba la puerta y echaba el cerrojo. En ese momento, a Ren le faltaban las orejas y cola de perro, pues se imaginaba levantando las primeras y moviendo la cola, contento. Pero esa alegría se reflejó en su rostro, de todos modos. Su mirada dejó de ser la cachorril que mantenía fija en él para pasar a una relajada y contenta, y le sonrió. Suspiró hondo... y se sentó de culo en el suelo, apoyando la espalda contra la pared.

- Sigh... Gracias por dejar que me quede.-respondió, y levantó una ceja, aun sonriendo. Podía sentir el cambio en los gestos de Noah. Ya no estaba a la defensiva. Y... traduciendo en su cabeza sus palabras, pudo entender que se alegraba de que estuviera ahí y le hubiera llevado aquello. Eran iguales. Demasiado iguales. Y él hubiera dicho algo parecido en caso de estar en su lugar y no querer mostrar ese agradecimiento directamente.- Nop... tengo buen buche, pero no tanto... -comentó, riéndose bajito, haciéndole un gesto para que se sentara a su lado, abriendo una de las bolsas de patatas fritas y ofreciéndole.

Tenía que admitir que no sabía ahora mismo cómo afrontar el tema. Noah no querría hablar, pero se lo tendría que arrancar. Así que... se le ocurrió una cosa. Le contaría sobre ese pequeñín. O... puede que sobre algo suyo, alguna de sus tantas torturas. Puede que así lograra ablandar un poco sus defensas mentales para arrancarle así lo que le estaba pasando. Al ver que no era el único sufriendo aquello, o que lo hubiera sufrido.

- Anda, ven. Voy a contarte una cosa, en lo que cenamos. Pero luego... te toca a ti, ¿vale? Y no me sirve un gruñido, un silencio, o un "ya veremos"... Lo malo de tener amigos es que se preocupan por ti, Noah... Y si no me cuentas lo que te pasa, puede que yo lo pase luego peor al rayarme la cabeza. ¿Oki? -le dijo, todo muy suavemente, empezando a comer otra bolsa de chucherías, dejando la otra abierta en el suelo para que picaran los dos.- Cuando... te he visto... no he podido evitar acordarme de un niño pequeño que conocí hace unas semanas. Estaba en el comedor, hablando con el profesor de música y un amigo. Y entró en la sala, con un pollito amarillo en las manos. El caso... es que apenas unos minutos más tarde, entró el dueño de se pollo, acompañado por otro pequeñín. Yo... estaba ocupado, y no pude enterarme muy bien. Pero desde lejos, pude escuchar parte de la historia de ese pequeño, que se la contaba a su amigo. Por lo visto, estaba muy deprimido. Había sufrido varios castigos seguidos, sin razón. Pero en lo único que pensaba, era en una persona. No me preguntes el nombre, no llegué a oírlo... el caso es que el enano estaba muy depre y le estaba diciendo a su amigo que a ese paso pasaría a encerrarse en la habitación y no salir. Es curioso... es como si tú hubieras hecho eso mismo en su lugar.

Se calló un momento para echar un trago de una botella cercana, pues entre que hablaba, no dejaba de comer, y con la tontería le estaba entrando sed. Miró de reojo al rubio, y frunció el ceño. Le gustaba tan poco verle así... prefería que le gritara y pegara a que estuviera tan sumamente deprimido. Cada vez se le hacía más claro. A Noah le había pasado algo más que un castigo, o un suspenso. Le había visto salir de esa tortura endemoniada con Miro y Mihail. Peor que eso... poco podía haber. Bueno... no habían vuelto a hablar de ello. Pero aun así, se le antojaba que había algo más detrás de todo eso... Separó entonces algo las piernas, flexionando las rodillas para apoyar los brazos en ellas, y miró al suelo. Tocaba algo... que nadie más sabía. Su voz se volvió más grave y seria, y suspiró hondo, antes de empezar a hablar.

- Noah... te dije que yo también estuve depre, ¿verdad...? Bueno... lo sigo estando. Tengo depresión crónica desde hace años. Estos tatuajes... son el resultado de ello. La marca que me recordará siempre el origen de ella. Yo... nunca he tenido buena suerte. Me quedé huérfano, y la persona que cuida de mí y me mandó aquí con toda su buena intención, es el viudo de mi madre. Llegué aquí, y todo parecía ir de mal en peor. me... enamoré de un junior. A primera vista. Y... de repente, desapareció. A partir de entonces, se me sucedieron castigos... os conocí a todos y... bueno. Conocí a alguien más. Llegué a estar en la disyuntiva de qué hacer... porque me gustaban dos personas a la vez. Y... las perdí a las dos. A una, no pude retenerla. Y la otra... fue demasiado tarde cuando quise hacer algo. Ahora que he podido recuperar algo de buena suerte, no me lo creo, y sigo deprimido. Aunque... solo tú lo sabes. Ale... ya lo tienes. Un secreto a cambio de otro. Cuéntame qué te ha pasado... por favor... Quiero ayudarte...

Sus ojos verdes volvieron a clavarse en él en ese momento, aun más intensos que antes. Si le decía que no... ya no sabría qué hacer. Puede que su mala suerte hubiera vuelto y no fuera capaz de ayudar a un amigo... a saber.
avatar
Renji Kurotsuki


http://bluegarden.forosactivos.net/t3434-renji-kurotsuki-evoluci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Noah Valdis el Lun Ago 13, 2012 2:33 am

No volvió a abrir la boca ni cuando escuchó el agradecimiento de Ren. No iba a reconocer que deseaba que su amigo se quedara allí con él. Aquel no era su mejor día de sinceridad. Se limitó a seguir paseando los ojos por el suelo y a tomar asiento a su lado cuando se lo indicó. Miró la bolsa de patatas que le ofrecía... y metió la mano dentro para agarrar un par y tener así algo que le ocupara mientras Ren le soltaba la charla que sabía que le iba a soltar.

Pero no fue exactamente como él se la imaginaba. La primera parte sí, la del trato, a la cual se limitó a gruñir por lo bajo como respuesta. Ya veremos, se dijo, realmente sin la más mínima intención de soltar prenda. Apoyó la espalda en la pared, igual que Ren, y flexionó una pierna para posar en su rodilla en brazo del mismo lado a cuya vera se hallaba el menor, como si levantara una pequeña barrera, y se dedicó en todo momento a mirar al suelo, fijando sus ojos en las bolsas de comida de las que iba picando. Según Renji empezó a hablar, la vista se le fue de reojo hacia él, intrigado por lo extraña que empezaba su charla. ¿Le iba a contar la historia de otro chico? ¿Y de qué iba a servirle? Ya sabía que él no era ni el más desgraciado de ese colegio ni el que peor lo estaba pasando... Pero era su propia vida, su propia historia y tenía bastante con ella, por mucho que no igualara en desgracia a otros tantos. No escuchó muy bien lo que le iba diciendo, la verdad es que le importaba más bien poco. Pero sin embargo... bien porque su propia mente le estuviera jugando una mala pasada, no pudo evitar que en su cabeza, ese junior del que le hablaba tuviera el rostro y los ojos de Niki. Se lo imaginaba encerrado en su habitación, llorando, sin querer o atreverse a salir de ella... Se le encogió el corazón, produciéndole una sensación de ahogo que se manifestaba en su mirada atribulada. ¿Sería posible que Renji hablara de...? No, era una estupidez y demasiada casualidad. No era Niki.

Atribuyendo ese símil a su mente consternada y su sentimiento de culpabilidad, decidió sacarlo de su cabeza a golpe de un clásico: bebida. Renji había dicho que no tenía alcohol... Pero qué más daba, igualmente estaría buena. Tomó una de las botellas que no cogía el menor, la abrió y se la llevó a los labios sin mirar qué estaba bebiendo siguiera. Contrajo la expresión con cierta repulsa. Estaba fuerte, joder... Pero cuando se le pasó, tomó otro trago sin dudarlo. Sentía ahora los ojos de Ren clavados sobre él y prefería fingir que no se daba cuenta a encararlos. La voz de su amigo cambió entonces... y la situación se volvió más tensa para Noah. Ahora le estaba contanto algo propio, algo íntimo. Sus ojos de nuevo buscaron por el rabillo al bicolor, descubriendo su postura deprimida mientras hablaba. Se sintió entonces... peor que antes. Pero no por él mismo, sino por su amigo. No sabía que hubiera algo tan oscuro en su interior... En realidad no sabía mucho de él. Sin embargo, el pasado de la gente no era algo que Noah necesitara para sentir apego por alguien, simplemente con su personalidad, su forma de actuar y cómo demostraran ser, le era suficiente. Por ello precisamente, porque creía conocer a Renji, le pareció esa declaración tan relevante para él. Sabía de su fortaleza y de su tenacidad, era un chico fuerte; pero como todos los demás, tenía su fragilidad.

Bajó la cabeza, enfocando el cuello de la botella con el cual jugueteaba entre los dedos. Otra razón que le hacia sentir mal en ese momento era la preocupación y la insistencia de Renji sobre él. No se sentía capaz de corresponderla. No... tenía el valor suficiente para hablar de sus propios problemas, ni aunque le preguntaran directamente. Eso era lo que había traído tanto tiempo de cabeza a su tutor. Noah sólo se había dejado ayudar en su vida por Ezra, y cuando éste faltó, su tutor ya no supo cómo llegar a él. Ni Noah tampoco... sabía cómo dejarse alcanzar. El corazón le palpitaba con insistencia de un modo casi punzante; dolía. Era como si tuviera algo acumulado en el pecho que no le dejara respirar bien, que le estuviera ahogando, haciéndole daño por dentro y ocupando más y más espacio cuanto más le dejaba él mismo. Tal como decía Ren. Pasaron varios minutos, largos y silenciosos, en los que bebiera dos tragos más con la mirada totalmente perdida, hasta que se atreviera a darle otro uso a su boca y hablara por fin.

-...Yo... -empezó con una voz rasposa, salida de lo más torturado de su garganta. Notaba la extraña sensación de tener clavos en ella. Las palabras fueron saliendo con lentitud, sin mirar en ningun momento a su amigo. Como si se las contara a sí mismo o al suelo al que miraba. Así era más fácil-... He... He hecho... Algo horrible. Y no... no sé cómo arreglarlo...

De nuevo silencio. Se mantuvo pensando bien lo que sentía, tratando de exponerlo de la mejor manera posible. Realmente, ni siquiera se había parado a pensar por su cuenta en lo que realmente le corroía tanto por dentro. Sólo sabía que pesaba...

- Le he hecho daño... a alguien que no lo merecía. A alguien que se ha portado muy bien conmigo y... Y a quien juré que nunca haría daño. Ahora... no sé... qué hacer. No sé... No me atrevo... Quiero decirle que lo siento... Quiero pedirle perdón... Pero no soportaría... Ver su rechazo... ... Tengo miedo.

Concluyó con esa frase, explusándola casi con esfuerzo. Era la más pura verdad y el resumen de todo lo anterior. Sentía pavor a acercarse a Niki y ver en sus ojos el temor o el repudio hacia él... que le odiara, que le tuviera miedo, que le mirara con aquellos ojos aterrados con que le miró la primera vez en el jardín, asustado por su presencia... o aquel día en el refugio de la nieve, traumatizado y temeroso de su contacto. Ahora que podía tener una razón real que solamente le incumbiera a él, que él fuera la causa única... Le aterraba.




avatar
Noah Valdis
Alumno Sub
Alumno Sub


http://bluegarden.forosactivos.net/t3998-noah-valdis-actualizaci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Renji Kurotsuki el Miér Ago 29, 2012 1:08 am

Cuando terminó de hablar, le descubrió jugando con el cuello de la botella que se estaba bebiendo. Temía que no le hubiera escuchado, pero algo en su mirada le dijo que no era así. Simplemente, porque ya no parecía estar tan serio. Bueno, sí, serio estaba. Pero no era la seriedad de antes, que parecía que le iba a echar a patadas. Era una seriedad de otro tipo. Y concentración. Mucha. Miró la otra botella en lo que el silencio se hizo entre ellos, y sintió la irremediable necesidad de beber. Pegó dos tragos y casi se queda en el sitio. ¿En serio eso era sin alcohol? Fue justo a mirar la etiqueta de la botella, cuando la voz ronca y baja de Noah rompió ese silencio y se interpuso entre ellos, distrayéndole, y logrando que desviara la vista hacia él.

No dijo nada cuando al fin empezó a hablar. Frunció el ceño, tratando de registrarlo todo y de enterarse de qué era lo que pasaba. La historia de ese niñito rubio resonaba en su cabeza. ¿Sería posible que... fuera el chico por el que Noah se estuviera culpando? Si le dijera su nombre... podría asegurarse. Pero eso iba a ser muy difícil de sonsacar. Suspiró, la historia que le estaba contando realmente le dolía a él como si fuera propia. Desvió la mirada, echando otro par de tragos, y sintiendo que se sonrojaba por momentos, aunque no le dio importancia. Solo cuando el mayor dijo que tenía miedo... se atrevió a mirarle otra vez.

- Noah... -murmuró, tosiendo luego por un ataque que le dio. Tenía la garganta muy reseca de repente.- Noah... no sé la historia entera. Pero... aunque te conozca poco, sé que no harías daño a nadie habiendo hecho una promesa así. Cuando... lo de Mihail... aun recuerdo todo lo que intentaste hacer para liberarnos. Me arrepiento de no haber intentado yo más, pero... mi cuerpo es así. -le echó otro trago a la botella, y sin saber por qué, se inclinó hacia Noah y se recostó sobre su costado, abrazándose a su brazo y apoyando la mejilla en su hombro, mirando al infinito.- Noah... ¿Cómo se llamaba ese chico? Yo puedo acceder ahora a los archivos. Podría intentar averiguar algo para ayudarte. Todo lo que nos pasa viene ahí, ¿sabes?

Se quedó callado entonces cuando le dio un mareo repentino, y se tuvo que abrazar más a Noah entonces. Fue en ese momento que descubrió que olía muy bien. Era un olor agradable, que le impulsaba a seguir pegado a él. Pero sacudió la cabeza y se concentró. Aun tenía cosas que contarle, no podía dejarle así, ahora que había logrado que hablara. Pero... ¿Podía saberse qué le pasaba en la cabeza...? Se notaba rarísimo...

-..... Tener miedo... por la incertidumbre... es una idiotez. -soltó, costándole algo hablar. Como si estuviera borracho.- Mira... no. Eso no. Mírate. Eso era. Ahora mismo... estás con unas ojeras que no te las crees, sin comer, encerrado, sin salir y sin hablar con nadie. Todo por ese miedo que tienes a su respuesta. ¿No crees que ese temor te está haciendo un daño que no te sale rentable? Sí... si te culpara, no te quedaría otra que superarlo. Pero... ¿y si no lo hace? ¿Y si él también quiere verte y no sabe cómo hacerlo? A lo mejor él no piensa lo que tú y te estás encerrando por algo que no existe...

Lo bien que se le estaba dando divagar. No tenía ni pajolera idea de lo que le había pasado al mayor, pero coincidía de tal forma con su historia con Grisha, que le estaba saliendo eso solo. Era a la inversa. En su caso, él era quien quería hablar con el mayor, y terminó deprimiéndose por su miedo al rechazo. Uno que no obtuvo. Noah era el aterrado aquí. Y Ren... no podía evitar hablarle como le hubiera hecho a Grisha de tener la oportunidad. Antes de que pelearan. Sí, se juntaron luego, pero Ren casi muere en el largo período de tiempo de espera hasta ello. Y no quería que Noah provocara algo parecido.

Se hizo otro silencio, en lo que dejaba a Noah pensar en lo que le había dicho. Un silencio que a él por lo menos se le hizo eterno. Y durante el cual su olfato volvió a gastarle una mala pasada. Noah... olía muy bien... demasiado bien. Y ya no se pudo contener. Se le fue echando más y más encima hasta que internó la nariz en su cuello, resoplando al olerle... y llegando a lamerle, como un perrito haría. Se notaba... muy raro. Muy, muy raro... y Noah cada vez se le antojaba... como un lobo de su manada. Un lobo que le atraía por momentos.
avatar
Renji Kurotsuki


http://bluegarden.forosactivos.net/t3434-renji-kurotsuki-evoluci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Noah Valdis el Mar Sep 04, 2012 12:59 am

Según terminó de hablar, empezó a notar una extraña sensación de agotamiento, como si se le hubieran gastado las pilas por soltar tantas palabras seguidas. Emitió un sonido de cansancio, una especie de resoplido, al notar la pesadez que acumulaba en la cabeza. Comenzó a sentir que, a pesar de estar sentado, perdía el equilibrio, venciéndose un poco hacia delante. ¿Tan agotado estaba realmente...? Notaba a Renji mirarle a su lado, posiblemente intentando entender las confusas palabras que le había soltado. No podía evitarlo; no podía ser más sincero. Ahora... ¿qué podía decirle Renji? Era como un reto para Noah, otra de tantas competiciones que habían tenido entre ellos, sólo que esta vez él estaba convencido de tener las de ganar... Tristemente. Por primera vez, deseaba de verdad que no fuera así. Que Ren guardara un as en la manga y supiera ganarle... Darle una solución.

Cerró los ojos y apoyó la cabeza en la pared, dejando en el suelo la botella procurando que no se cayera. Hasta la coordinación se le empezaba a ir. Escuchó de nuevo la voz de Ren. No esperaba que pudiera aportarle algo positivo. Era mejor que siguiera bebiendo. Aún así, parecía que le quedaba algo por decirle. No le hizo sentir mejor que le dijera saber que no haría daño a nadie habiéndolo prometido. Eso acentuaba aún más su error. Se sentía terriblemente avergonzado ahora por habérselo contado a Renji, cada segundo que pasaba se arrepentía más. ¿Qué pensaría su amigo de él de conocer la historia completa, más aún opinando lo que opinaba? De repente, notó un contacto en su brazo y abrió los ojos de nuevo, encontrándose con el menor recostándose contra él. Se notó tensar de inmediato... Pero no le apartó. Dejó que se recostara en él... Pero cuando le inquirió a continuación por el nombre del chico del que hablaba, cerró los ojos, bajando la cabeza y negando con ella varias veces para darse más énfasis, apartando la mirada después. No dijo nada, simplemente se negó. ¿De qué iba a servir? No quería meter a Renji en aquello, no tenía sentido.

Notaba cómo el bicolor tiraba de su brazo por momentos, sintiendo su cercanía mayor. Empezó a estar incómodo. No le gustaba que le tocaran, y ya que le invadieran menos todavía. Dado que su intención era animarle, no le dijo nada y le permitió seguir pegado a él. Pero mantuvo sus ojos lejos, con la cara vuelta al otro lado y la cabeza de nuevo apoyada en la pared. Sentía los ojos arder... Tenía ganas de gritar. De gritar y de pegarle a algo con todas sus fuerzas hasta destrozarlo o romperse la mano a golpes, lo que pasara primero. Pero... estaba cansado. Muy cansado de hacer más tonterías que no servían de nada. Ni arreglaban las cosas ni le hacían sentir mejor... Y sólo pensar en levantarse ahora mismo le suponía un esfuerzo agotador. Lo único que hizo fue tomar la botella otra vez y darle varios tragos más mientras la voz de Renji le llegaba de nuevo... más espesa que antes y entendiendo menos.

Cerró los ojos y contrajo la expresión con cierto dolor. Podía ser eso que decía o podía no ser, no tenía la más ligera idea de cómo estaría Niki... Aunque podía conjeturar en su mente, por la última vez que le vio, que bien no debía ser. ¿Que a lo mejor él quería verle? ...Imposible. No después de lo que le había hecho. Y si era así, no habría sido tan cobarde como él de ocultarse durante más de un mes por miedo o vergüenza. No... Niki era más valiente. Y ese hecho era el que le confirmaba su teoría. Se negó a creer a Ren. En un impulso ególatra, quiso tener la razón y mantener su teoría como la única y verdadera. Aún así... Seguía dándole vueltas a la cabeza.

Luego comprendió que no era solo un pensamiento lo que daba vueltas ahí dentro... Sino que era de un modo literal. Estaba muy mareado. Miró la botella que aguantaba apoyada en el suelo, escudriñándola. Él había dicho que no llevaba alcohol... ¿Qué era ese espesor entonces? A ver si iba a estar tan cansado como aparentaba en realidad... Notó entonces a su derecha una especie de soplo, algo que le produjo un tremendo escalofrío por el cuello. Volvió al fin la cabeza hacia su amigo y descubrió... que se estiraba hacia él como si intentara olerle el cuello. Y de repente, una sensación húmeda. Miró confuso al menor, intentando enfocarle mientras se apartaba el flequillo con la mano por el calor que sentía repentinamente en las mejillas.

-...Ren... -le llamó, tragando saliva después por lo seca que le había salido la voz, antes de terminar- ¿Qué haces...?





avatar
Noah Valdis
Alumno Sub
Alumno Sub


http://bluegarden.forosactivos.net/t3998-noah-valdis-actualizaci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Renji Kurotsuki el Miér Sep 05, 2012 12:04 am

Le daba vueltas la cabeza. Se sentía pesado... y al mismo tiempo ligero. Era una sensación rara, como si volara por las nubes. Una sensación demasiado conocida para su gusto. La sensación de estar borracho. Lo más lógico del mundo sería pensar en que la botella de la que estaba bebiendo, y de la cual quedaba ya poco líquido, no era sin alcohol, sino todo lo contrario. Pero a Ren no se le ocurrió pensar eso. Bueno... para ser exactos, no es que no se le ocurriera, es que ni siquiera pensaba. No tenía neuronas activas en ese momento como para pensar en algo. Ya que, no solo el alcohol de la bebida le estaba haciendo efecto. Sino... otra cosa. Y era el olor de Noah. Estaba provocando en él una cascada de sensaciones, logrando que una serie de cosquilleos más que conocidos últimamente le recorrieran el cuerpo... y que se sonrojara de una manera exagerada. En tres palabras: Se estaba excitando.

Siempre le pasaba lo mismo cuando bebía. A veces se acordaba de lo que había hecho, otras no. Pero sus instintos más caninos saltaban cuando bebía alcohol. Siempre que no le diera una borrachera depresiva, claro... y esa vez, le había tocado una que Noah ya había catado ese invierno previo. Pero ninguno de los dos la recordaba. El caso es que en ese instante, Ren se había olvidado por completo de que estaba "casado". Se le había olvidado que tenía algo que contarle al mayor, que era eso mismo. No... sus sentidos estaban embotados, y ahora solo podía pensar... en lo bien que olía Noah.

- ¿Hmm...? -preguntó, medio ido, cuando el rubio le inquirió por sus acciones. Perono pudo responderle... Al menos no con palabras. Se echó más encima suya, al abrir un poco los ojos y poder vislumbrar su cuello... tan tentador. Tanto, que se rindió a esa tentación. Y se sorprendió a sí mismo, dejando de oler su piel para lamerla de nuevo. Y... besarla. Hasta que terminó succionando sobre su piel levemente, una y otra vez, cerrando los ojos y resoplando sobre su piel cada vez que aspiraba ese delicioso aroma.

No podía evitarlo... además de que Noah le estaba exponiendo el cuello de una manera que no podía pasar desapercibida. Ese yugular... le estaba llamando. Poco a poco, según se iba dejando llevar, fue succionado más fuerte, hasta rozándole con los dientes, pero siempre con calma, sin prisa. Se fue echando más y más encima... hasta que terminó recostado casi sobre él. Con las manos sobre sus hombros, comiéndole el cuello con gusto. Sintiendo ese cosquilleo en su cuerpo aumentar progresivamente según hacía eso... sin escuchar si el mayor le decía in no algo. Solo escuchaba su respiración.. y por lo agitada que la oía no quería separase un ápice.

- Hnn...
avatar
Renji Kurotsuki


http://bluegarden.forosactivos.net/t3434-renji-kurotsuki-evoluci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Noah Valdis el Miér Sep 19, 2012 2:06 am

No recibió respuesta alguna por parte del menor a su sencilla pregunta. Parecía un caracol estirando el cuello de esa manera hacia él, rozándole con los labios y acercándose cada vez más. ¿Qué le había dado? ¿Estaba buscando algo o qué? No estaba de humor para juegos absurdos ni para que le tocaran demasiado la moral, creía que Renji lo sabía bien. Se fue apartando poco a poco de él conforme notaba que se le acercaba más, aunque apenas desplazándose a un centímetro por movimiento. Temía caerse de lado si lo hacía muy deprisa, pues su equilibrio no estaba en su mejor momento. Desde esa incómoda excesiva cercanía, enfocó a Renji con ojos entrecerrados, costándole localizarle bien a causa de que cada vez se ocultaba más en su cuello. Y entonces... empezó con aquel juego.

-Aah... -se le escapó un jadeo ahogado cuando los labios del menor atraparon su cuello con ese suave pellizco, provocándole un intenso y automático escalofrío que se extendió por todo su cuerpo como una descarga eléctrica. Una suave y placentera...

Pero este beso no vino sólo, sino que le siguieron una docena más tras él, siendo su piel atrapada una y otra vez con suma suavidad por los labios de Renji, sintiendo su respiración chocar contra su cuello y haciéndole tensarlo más cada vez, inconscientemente exponiéndoselo. Vale, ahí pasaba algo muy raro... Sólo que su cabeza aturullada no era capaz de hallar aún la fácil explicación. Para él en ese momento, Renji se comportaba de un modo muy extraño y debía averiguar por qué. Pero como prioridad... necesitaba un poco de espacio, porque con esas constantes idas y venidas de escalofríos por su cuello y hombros y su piel erizándose era muy difícil pensar. Sintiéndose agobiado por la cercanía que alcanzaba el menor, levantó el brazo que aún le apresaba tratando así de alejarle como quien se intenta quitar un gato cariñoso de encima. Pero lejos de rendirse, el otro parecía querer insistir el olerle de bien cerca.

-Aah...aah... -su respiración se volvió más agitada en el momento en que más le invadió Ren, echándosele encima y succionando fuerte sobre su piel, provocándole un ligero temblor y que se le cerraran los ojos unos segundos, previo ponerse en blanco. Terminó apoyando una mano en el suelo, ejerciendo de pilar para frenar su caída inminente mientras la otra se apoyaba en el hombro de Ren. El corazón le dio un vuelco por la sensación de esas manos sobre los suyos, como apresándole mientras le comía el cuello con tanta tranquilidad- Aah... Para, Ren... -murmuró con un intento de voz firme mientras echaba la cabeza hacia atrás y hacia un lado, tratando de escapar de su cariñosa actitud repentina al tiempo que le empujaba con la mano. Vale que quisiera animarle, pero... todos esos besos no eran en absoluto necesarios.




avatar
Noah Valdis
Alumno Sub
Alumno Sub


http://bluegarden.forosactivos.net/t3998-noah-valdis-actualizaci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Renji Kurotsuki el Miér Oct 10, 2012 10:34 pm

Ignoró de nuevo al mayor. Más que nada, porque no quería hacerle caso. Se lo estaba pasando muy bien, le gustaba mucho hacerle aquello. Además... sabía muy bien. Así que, pasó olímpicamente de los empujones del mayor, por llamarlos algo, y de sus mínimas quejas, y continuó devorando su cuello con esa tranquilidad con la que había empezado, lamiendo su piel, mordiendo de vez en cuando y succionando sobre él, ascendiendo poco a poco hasta llegar a su mandíbula, mordiendo la articulación, buscando arrancarle más de esos jadeos. Identificando esos cosquilleos que su voz le hacían sentir... como que se estaba excitando. Como un perro en celo. Igual.

- Aaah... rico, Noah...-murmuró en determinado momento contra su piel, y se ancló mejor a sus hombros, delizándose hasta que terminó sentado a horcajadas encima de sus piernas. Impidiéndole de ese modo cualquier tipo de huida. Solo podría salir si se lo quitaba de encima con un empujón en condiciones, considerando que su equilibrio era completamente nulo estando borracho. Seguramente ni siquiera se tuviera en pie. Aunque luego no le sería fácil librarse de él.

Sentado sobre él, ahora tenía un mejor acceso al cuello, mandíbula y oreja del mayor. Y en su instinto, estaba deseando probar todas esas zonas. Jugó un poquito más con su cuello, mordiéndolo y succionando sobre él con una mayor intensidad que antes, recorriéndolo de arriba a abajo... hasta que fue poco a poco internándose más hacia atrás, buscando llegar a su nuca, tirando de él hacia sí con las manos para ello. No lo logró, pero sí que consiguió lamerle la nuca, eso sí. Y tras rendirse en esa zona bien protegida por el mayor, ascendió de golpe y se centró en su oreja, lamiéndola, delineándola con la lengua hasta que se cansó y la introdujo en su interior. Jadeó luego, y pasó a mordisquearle la oreja, tironeando de su lóbulo, resoplando por la nariz... sintiendo cómo su calor corporal aumentaba.

Cualquiera diría que a ese paso terminaría por violar a su amigo. Pero la verdad es que no se estaba dando ni cuenta de lo que estaba haciendo. Simplemente se dejaba llevar por su instinto, y los jadeos del mayor le animaban a seguir y a que ignorara sus quejas, agarrándose a él más fuerte (lo que podía, dado su estado de embriaguez). Además... tenía la impresión de haber degustado ya esa piel antes. No le era desconocida. Pero no recordaba nada. ¿Acaso... había pasado algo ya y no se acordaba...? ¿O... lo había soñado?

- Hnn...-murmuraba, comiéndole la oreja, el cuello, mandíbula... y llegando incluso a morder su hombro. Perdido en lo que sentía. Y en la excitación creciente de su cuerpo al hacer eso. Noah... era un lobo como él. Era lógico que su cuerpo reaccionara ante él... ¿no?
avatar
Renji Kurotsuki


http://bluegarden.forosactivos.net/t3434-renji-kurotsuki-evoluci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Noah Valdis el Lun Nov 12, 2012 9:26 pm

-Ahh... aah...

Gemía en voz baja, débilmente por sus besos y carantoñas sin fin. Parecía que Renji no oyera nada de lo que le decía. Y él cada vez se encontraba más raro... casi podría decirse que febril. ¿Estaría empezando a ponerse malo? No había manera de pensar con Ren pegado de esa manera, insisitiendo como un perro pesado... Y por mucho que intentaba apartarle, sólo avanza más y más. Hasta de golpe y porrazo, esquivó la que el consideraba una gran barrera, que era su brazo, y... ¡se le sentó encima!

-¡Aah...! -se le escapó inconscientemente un gemido más alto. Al instante se alarmó por ello, abriendo mucho los ojos y llevando de golpe las manos a la cintura de Ren. Tiró de éste hacia arriba, pero no logró desplazarle lo más mínimo. Por el contrario, sus besos lograron un extraño efecto en cuanto se le sentó, que fue que levantara la pelvis levemente por culpa del escalofrío que bajó de golpe hasta ella-Aah... Ren...

Sus primetos ataques le dejaron sin aliento. Los ojos se le fueron hacia arriba, igual que la cabeza, dándose un nuevo coscorrón contra la pared mientras éste insistía sobre su cuello. Llevó una mano al suelo, resistiendo los ataques que sufría su cuerpo por los cosquilleos que le provocaba los dientes y la lengua de Renji. La otra se quedó inexplicablemente sobre su cintura, sin ejercer fuerza alguna. Ya estaba empiezando a sentirse molesto con su amigo... Pero lo que menos querría sería apartarle de un guantazo o gritarle. Al fin y al cabo había venido para estar con él, apara animarle... pero ahora empezaba a ponerle nervioso.

-Ren... que... te quites... -murmuró con cierta dificultad mientras intentaba pegarse a la pared al ver sus intentos por llegar a su nuca... hasta que de repente lograra lamerla sin saber cómo, y acto seguido atacara su oreja- ¡Aaaaaaahhhh...! -se le escapó un profundo jadeo y al instante un calor muy agradable descendió como una corriente desde su cuello para concentrarse entre sus piernas... a una velocidad alarmante... y haciendo que alzara de nuevo sus caderas provocando un placentero roce contra las de Renji, sentado a horcajadas sobre sí. ¿Por qué estaba tan hipersensible?

Cerró los ojos de nuevo con fuerza, aguantando la respiración unos segundos, teniendo a Ren sobre la oreja, gimiendole... Hasta que una parte de su mente que aún se mantiene lúcida se activó y le hizo reaccionar. Bloqueó con toda la voluntad que podía sus caderas para que aquel movimiento involuntario no volviera a repetirse y, sin saber cómo, logró localizar las muñecas del menor. Las agarró con firmeza con sus manos y le apartó, manteniéndoselas en alto para que no le tocara mientras le miraba a los ojos intentando mostrar seriedad. La cara le ardía, más aún al observar la expresión de Renji y sus enrojecidos y húmedos labios... Y lo peor fue que aquella corriente de calor de antes no había desaparecido del todo.

-...Te he dicho... que pares... ¿qué te pasa...? -inquirió entre jadeos, con un deje inquieto, notándose temblar entero.




avatar
Noah Valdis
Alumno Sub
Alumno Sub


http://bluegarden.forosactivos.net/t3998-noah-valdis-actualizaci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Renji Kurotsuki el Mar Dic 25, 2012 6:20 pm

Se quedó petrificado en el sitio al escuchar ese gemido por parte del mayor y recibir ese roce en su entrepierna. No esperaba que Noah fuera a levantar las caderas... y de tan agazapado que estaba, el roce fue inevitable. Al momento, una corriente de placer se distribuyó por su cuerpo como si se hubiera desbordado la presa de su aguante, y por ende, se había quedado parado, completamente estático, encima suya. Gimió en la oreja del mayor, y sintió cómo su corazón aceleraba y el calor de sus mejillas aumentaba, señal de que se había sonrojado hasta las orejas.

- Ahh.... Noah...--murmuró. Y Fue por ese despiste de quedarse quieto unos segundos, que el mayor se las apañó para tomarle de las muñecas y elevarle un poco en el aire, apartándole un mínimo de él. Abrió los ojos entonces, lo que fue capaz, y enfocó sus dilatadas pupilas en las ajenas. Tenía los ojos oscurecidos, fruto de su creciente excitación. Las mejillas sonrosadas y los labios aun humedecidos por haber estado, hasta hacía poco, lamiendo la piel del mayor. Aun jadeaba, pues tenía remanente el cosquilleo en su bajo vientre. Y la presión que ejercía su pantalón sobre él podía hacerle deducir lo rápido que se había excitado.- ¡Hic...! Ah...

Todavía tenía hipo. Ya daba por hecho que estaba más borracho que una cuba. Y que no quería irse de ahí, ahora que sus instintos habían despertado. Pero... la reacción de Noah, no era capaz de comprenderla. En ese estado, su razocinio quedaba gravemente afectado, por lo que no podía entender por qué, si Noah se estaba sintiendo tan bien como para gemir de esa manera y retorcerse por sus acciones, ahora de repente parecía evadirlo. En el fondo, sabía por qué era. Él hubiera hecho lo mismo. Sin embargo, borracho como estaba, ahora solo podía pensar en morder el cuello del mayor y muchas cosas más que querría hacerle, o sentir a sus manos. Por eso... no supo qué responderle. Así que... se limitó a contar lo que le pasaba directamente.

- Ah... yo... yo... me noto mareado... me da vueltas la cabeza... y... tengo...¡hic! hipo. Pero estoy muy a gusto así contigo... estás rico... deja que siga, por favor... me... me noto... raro... ghuuunnn...-gimoteó como un perrito, y trató de soltarse, sin éxito alguno. No tenía fuerzas. Muy pocas. Y eso provocó que gimiera y jadeara del esfuerzo, terminando por mirar al mayor con súplica en la mirada, igual de sonrojado, si no más, y con los labios entreabiertos al jadear, aun colgando de sus manos, sofocado.- Noaah... por favor... Ayúdame... no sé qué me ocurre... ¡hic!
avatar
Renji Kurotsuki


http://bluegarden.forosactivos.net/t3434-renji-kurotsuki-evoluci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Noah Valdis el Mar Mar 05, 2013 5:16 pm

Le siguió mirando sin soltar sus muñecas. Tenía miedo de dar libre albedrío a esas manos. Jadeando también levemente, procuraba mantener una mínima distancia entre ambos mientras atendía a la lenta y poco esclarecedora explicación de Ren. Para colmo, su corazón y su piel, alterados por las ultimas acciones del contrario, no se relajaban, lo cual resultaba una molesta distracción más. La expresión de Renji, su sonrojo, la forma en que le miraba y jadeaba muy cerca de él... su boca entreabierta, con los labios húmedos de haberle lamido... Provocaban que ese extraño estado en que había entrado se agravara por segundos.

Sacudió la cabeza con energía, borrando el pensamiento que esa ultima visión le estaba provocando. Jesús, que dificil le estaba resultando mantener la atención. Era como si la cabeza se le estuviera licuando poco a poco. Reconocía esa sensación... Y curiosamente, la atribuía también a la presencia de Ren y a sus mimos. Lo cual era... muy raro. No conseguía recordar en qué situación había vivido aquello ya.

Mientras trataba de luchar con un insistente Ren que seguía empeñado en volver a por su cuello, sus ojos enfocados en el suelo repararon en la botella que antes dejó ahí. Se tomó su tiempo para unir ciertos hilos, observando con el ceño fruncido el objeto ya escaso de contenido, antes de volver a mirar a los ojos de cachorro de su amigo. Tras escuchar lo ultimo que le dijo, formuló una brillante conjetura:

-...Estás borracho.

Sólo había un detalle que rebatía su teoría. Ren había asegurado que las bebidas eran sin alcohol. Soltó finalmente una de sus manos para tomar la botella y alzarla hasta sus ojos, buscando la etiqueta entrecerrando los ojos. De pronto las letras le eran muy difíciles de leer.

-Pero... ¿esto lleva al... alco...? Hnff... -cerró los ojos con un suspiro, decidiendo que la tarea de intentar leer y pronunciar aquella difícil palabra era demasiado para el momento. Apoyó la cabeza de nuevo en la pared, descuidando la vigilancia sobre su amigo, mientras recogía un poco una pierna, flexionándola. Cada vez tenía más calor y estaba más mareado. Pero no de un modo tan desagradable como para vomitar... Sino extraño- Re... Renji -le llamó intentando aparentar seriedad-... Creo... que deberías...irte...




avatar
Noah Valdis
Alumno Sub
Alumno Sub


http://bluegarden.forosactivos.net/t3998-noah-valdis-actualizaci

Volver arriba Ir abajo

Re: Confessions Night?- (Noah)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.